No tomarás el nombre de ‘Estadística’ en vano

Prometo que no vi este programa antes de escribir mi anterior publicación: Montoro vs Cáritas… Y perdemos todos. Lo digo porque en un momento de la retransmisión (cuando la co-presentadora Andrea Ropero hace una introducción al tema) sale en una pantalla un cartel que pone “CÁRITAS VS. MONTORO”, y no quisiera yo infringir ningún tipo de copyright (¡Dios me salve!).

Hecha esta aclaración, voy al tema concreto. Creo que con esta entrada terminaré mi ronda de críticas al (mal)uso de las estadísticas sobre pobreza por parte de los medios y de distintos “representantes” de colectivos varios. Me quiero centrar en la intervención del conocido como “padre Ángel” (de Mensajeros de la Paz).

La cosa empieza con altas expectativas, si se confía en las palabras de Iñaki López (el presentador): “Vamos a hablar ahora con alguien que conoce perfectamente este informe de Cáritas. El padre Ángel”. Tal vez al buen hombre lo metieron en un ‘embolao’ con esta presentación. Pero veamos cómo se desenvuelve y qué nos cuenta.

Iñaki le saca el tema de las declaraciones de Montoro, quien dijo que “el informe de Cáritas” (no sabemos si el europeo o el de FOESSA) “no responde a la verdad”. Padre Ángel responde: “Yo creo que la verdad es que sí existe la pobreza infantil”. La intervención no va mal, aunque al principio asustara un poco pensar que la prueba de la existencia de la pobreza infantil iba a fundamentarse en lo que se habla en el debate del estado de la nación. Tengamos paciencia y escuchemos lo que sigue.

Iñaki insiste en hacer al padre Ángel un experto sobre el informe de Cáritas: “Nos gustaría que nos explicara exactamente qué dice el informe, porque el titular viene a decir que somos el segundo país con más pobreza infantil detrás de Rumanía. Es un titular bastante alarmante. Pero exactamente, ¿qué datos manejan?”. El invitado da unos cuantos rodeos diciendo que Cáritas “tiene todos los datos en sus manos, porque están en todas las parroquias y tienen los pies puestos en la tierra”, así como que las ONGs no son adversarios del gobierno, sino más bien colaboradoras que están  sustituyendo una prioridad que debería tener el gobierno. Añade que a Cáritas hay que seguir creyéndola… Hasta Obama le daba la razón al Papa Francisco sobre el problema de la pobreza infantil, según nos recuerda.

Hasta aquí sólo obtenemos argumentos de autoridad de nuestro experto y alusiones al milagro de solidaridad que está ocurriendo en España. “Ud. cree, por tanto, que Cáritas tiene razón, y que las críticas de Montoro no tienen fundamento alguno”, remarca Iñaki. Confirmación por parte del entrevistado respecto a la primera parte y confianza en que el ministro puntualizaría, sobre todo cuando le diga algo el presidente del gobierno, “porque solamente hay que poner los pies en la tierra” para darse cuenta. Acto seguido incide en que la pobreza no es solamente no tener para comer o no tener colegio, sino que también es estar malnutrido o no tener los libros para poder ir al colegio.

Y por fin da el primer dato: 1 de cada 4 niños no ha comprado ropa nueva en los últimos 2 años. No he podido encontrar nada sobre ello en el informe de FOESSA, pero sí una mención en el europeo: en la página 60 dice que en las encuestas de condiciones de vida del año 2009 hubo un módulo especial sobre privación material, en el cual se incluía el concepto “hogares que no pueden permitirse comprar ropa nueva a sus menores de 16 años”; los resultados que se señalan son 5,9% en la Unión Europea y el 25,2% en Rumanía de hogares que se encontraban en esa situación. He podido dirigirme a los datos de Eurostat y España se encontraba en el 3,1%, por debajo de la media UE y muy lejos del 25% que podría aproximarse a las cifras del padre Ángel. ¿Ha empeorado tanto la cosa desde el 2009 para aumentar de esa forma el indicador? ¿De dónde sale la estimación del padre Ángel?

Pero el colofón viene antes de que Iñaki se despida de él. El experto en el informe (de alto contenido estadístico, ya se trate del de Cáritas Europa o del de FOESSA) cierra diciendo “y éstas son, no las estadísticas, sino la realidad”. Por lo visto, lo mejor forma de conocer la realidad son los actos de fe y no las estadísticas, aunque luego tengan que publicarse tochos con un buen repertorio de ellas para sacar estos temas a la opinión pública. A mí me parece que nadie discute que haya pobreza infantil, la cuestión es (y para eso pueden servir las estadísticas) a qué le llamamos exactamente pobreza, cuánta hay, cómo ha evolucionado y quién la padece.

Anuncios

2 comments

    1. Es inevitable pensar eso, amigo David. Pero me gusta bastante esta forma de enfrentar el asunto: primero intentamos enterarnos de qué ha pasado, y si no nos gusta cómo va la cosa, plantearnos “qué vamos a hacer” en vez de “qué va a pasar”. Intentaré ampliar la información previa (todavía no he entrado a ello) para que podamos tomar las decisiones con mejor orientación 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s